Como todos los miércoles hemos estado  en el espacio ser social de la cadena SER, donde  nos hemos centrado en dar  pautas sobre cómo hablar de sexo con nuestras hijas e hijos.

La primera pregunta que a todos nos surge es cuándo debemos empezar a hablar de sexo con nuestros hijos e hijas, ¿Qué edad es la adecuada?

La respuesta es sencilla, somos seres sexuados desde que nacemos (tenemos unos genitales por los que se nos asigna si somos niños o niñas, con todo lo que eso implica) por lo tanto a partir de los 18 meses  los niños y niñas son conscientes de su propio cuerpo y de su genitalidad.

La siguiente pregunta  que nos viene a la cabeza está referida a por dónde empezar, pues muchas veces no sabemos si es mejor esperar el momento propicio o precipitar la conversación sacando el tema. Por norma general lo más recomendable es  saber aprovechar los momentos adecuados, la hora del baño puede ser un buen momento para hablar con los niños pequeños sobre los genitales, un embarazo o un nacimiento  en la familia nos  puede dar la excusa perfecta para hablar sobre la reproducción y una escena en  televisión puede servir por ejemplo para hablar de afectividad y sexualidad.

También resulta conveniente adaptar el lenguaje y los contenidos a la edad de las niños y niñas así por norma general:

-De 18 meses a 3 años comienzan a descubrir su propio cuerpo, en esta etapa es importante nombrar a los genitales por su nombre correcto, evitando otras palabras que puedan confundir o indicar a los menores que decirlo está mal o resulta vergonzoso. También es importante en hacer hincapié en que los genitales son partes privadas y por lo tanto no hay que enseñárselas a los demás.

-entre los 4 y 5 años empieza a ser consciente tanto de la sexualidad propia y de la de los demás, esto es debido en gran parte a que al no llevar pañal esta zona está más a su alcance por lo que podrá empezar a explorar y ser consciente de que le produce placer. Debemos tener en cuenta que el placer no es como el de los adultos, no persigue culminar ni existe un trasfondo de fantasía es una conducta natural y saludable por lo que no debemos censurarla, simplemente indicarle que es algo privado y que nadie puede tocarle en esa zona, salvo sus papás o mamás y los profesionales y sanitarios y siempre que exista un dolor en esa zona que lo justifique.

-Entre los 5 y los 7 años comprenden relaciones interpersonales más complejas y las preguntas suelen girar en torno a la relación entre sexualidad y reproducción.

-de 8 a 9 años se empieza a comprender el romanticismo y las relaciones de pareja esto nos puede servir para explicar la orientación sexual (homosexualidad).

Es importante que hablemos de sexualidad con nuestros hijos e hijas  porque el sexo es algo que está presente en nuestra vida y es algo que necesitamos aprender para no tener conductas sexuales  de riesgo como las enfermedades e infecciones, los embarazos no deseados y en casos más extremos las agresiones sexuales.

Si crees que no sabes cómo ayudar a tu hijo o hija ya sea porque te da vergüenza o porque no recibiste la información adecuada a su edad puedes delegar en otro adulto o en un profesional.

Aitor jiménez, psicologo de Alganda Servicios sociales.

nº de colegiado CM2704